Artículos

Amina Blue, la modelo que logró triunfar pese a su metro y medio de estatura

Por Télam | 5 Junio, 2017 - 13:52
  • 17039124_1572724692757323_638952052515445823_o.jpg

Tiene 24 años y la separan 30 centímetros de Karlie Kloss y 20 de Gigi Hadid, dos de las mejores modelos del mundo. Sin embargo, esta joven mitad alemana, mitad paquistaní, logró imponerse ¿Un cambio de paradigma?

En la industria como la de la moda, en el que modelos como Kate Moos de 1,70 o Twiggy de 1’72 son consideradas atípicas en la pasarela, lo de Blue parecía algo imposible aunque la chica ya desfiló cinco veces para exitosa Yeezus, la marca del rapero, productor y diseñador estadounidense Kanye West.
 
Además, cuenta con la bendición de la editora de modas Carine Roitfeld y Virgil Abloh, director creativo de la marca “Off-White”, para quien Bule “encarna un nuevo prototipo alejado de la llamada ‘modelo perfecta’”.
 
Su nombre no deja de ganar notoriedad en la industria y no hay reportaje que, claro, no empiece hablando de su estatura ni de lo mucho que esta modelo avanza en el mundo de la moda.   
 
Es que Blue consiguió mucho más que formar parte el variopinto casting de Yeezus, ya que es la modelo preferida del tándem Kardashian-West y una de sus protegidas.
 
 
Se viste, se peina y se maquilla como una las mediáticas hermanas Kardashian y como ellas se hace selfies en el baño.
 
Hace poco le dijo a a Refinery29, web especializada en moda y estilo, que  siempre le gustó maquillarse y comprar ropa pero “sabía que ser modelo sería imposible porque soy muy bajita”.
 
Empezó en videoclips de raperos como 50 Cent, Future o A$AP Fer y después atrajo la atención de Kanye West y entró a formar parte, temporada tras temporada, de su casting de modelos, consigna el suplemento S de el diario El País.   
 
“En el pasado fui rechazada debido a mi altura pero, poco a poco, el mundo de la moda está aceptando que no todas las chicas son altas y delgadas, y me gusta pensar que he contribuido a eso de algún modo”, cuenta.
 
 
Según sus palabras, la clave de su éxito fue empezar a confiar en sí misma pasando de los estereotipos y el rechazo. “Puedes superar casi cualquier cosa si estás decidido y confías en ti”, afirma.
 
Incluso su popularidad en los círculos de la moda fue aumentando al compás de su influencia digital, solo en Instagram tiene más de medio millón de seguidores.
 
En esta red social, su forma de vida (es vegana, abanderada del movimiento curvy y fanática de los tatuajes) suma cientos de miles de likes.
 
Ahora su vida transcurre entre Williamsburg (Brooklyn) donde vive, París y Tokio.
 
Habrá que ver si  Amina Blue logra romper el estereotipo impuesto por la moda y las pasarelas comienzan a ser transitadas por mujeres con medidas y proporciones normales.