Artículos

Cinco claves para saber si eres una persona sapiosexual

Por LifeStyle | 23 Mayo, 2016 - 17:21
  • sapiosexual1.jpg

En medio del complejo proceso del enamoramiento o la seducción, el componente intelectual en este caso juega un rol preponderante.

Esas conversaciones que resultan profundamente interesantes y desafiantes, ese tono de humor que va más allá de lo habitual y el conocimiento sobre temas diversos son algunos de los factores que prenden la llama del atractivo en algunas personas. Más, incluso, que los aspectos físicos.

Para algunos expertos no se trata de algo extraño, ya que para -subrayan- el principal órgano erótico y sexual es el cerebro, antes que las zonas más evidentes.

La sexóloga española Miren Larrazábal, por ejemplo, ha señalado en la prensa que “aparentemente nosotras, cuando nos preguntan cuáles son los valores que buscamos en la atracción, aparte del físico, valoramos mucho la inteligencia. Esto no quiere decir que los hombres la valoren menos, pero responden antes con otras variables que para ellos son prioritarias”.


En medio del complejo proceso del enamoramiento o la seducción, en el que se ponen en juego valores personales, patrones familiares y programas inconscientes que cada persona tiene, el componente intelectual en este caso juega un rol preponderante.

A las personas que tienen esta preferencia se les llama "sapiosexuales", ya sea a quienes ejercen ese tipo de atractivo o a quienes se sienten atraidos por estos aspectos de los demás.  

"Cuando nos sentimos atraídos por personas que tienen virtudes que nosotros no tenemos están siendo nuestro espejo y reflejan nuestro deseo interno de desarrollar esas cualidades", explica -por su parte- Salomé Gonzalo, asesora en relaciones personales.



En ese sentido, esto demostraría que las potencialidades que atraen están presentes en nuestro interior y están tratando de "emerger de nuestro 'yo potencial' para integrarse en nuestro 'yo consciente'", dice la experta.

En términos más concretos, la "sapiosexualidad" es una pieza más del repertorio de criterios que utilizan las personas a la hora de elegir con quién les gusta estar. Para ellos, además de todo lo común que implica placer, también una buena e intensa conversación.



¿Eres sapiosexual?

1. Elección a largo plazo. Los sapiosexuales asumen que no se guían por cuestiones físicas o de otra índole, sino que valoran la inteligencia y sienten placer ante eso. Un punto interesante es que este aspecto no se orienta, necesariamente,  a relaciones casuales. Hay una tendencia a usar este concepto ante elecciones de largo plazo.

2. Juegos previos de alto contenido intelectual. Como parte del ritmo lúdico que toma un encuentro romántico un/a sapiosexual es capaz de generar conversaciones filosóficas, políticas o psicológicas. Forma parte de la evolución lógica en una dinámica en el que la intensidad del eros va de la mano de la variedad de temas que puedan abordarse en un intercambio de ideas.

3. En busca de la estabilidad. La atracción de los sapiosexuales podría estar basada en una variable biológica heredada a través de la cual se buscan determinados factores: una pareja fuerte, segura, confiada y que -de alguna manera- asegure estabilidad en el futuro.



4. La sapiosexualidad no es un fetiche. Es importante destacar que esta orientación no es sinónimo de fetiche sexual. Sin embargo, cuando una persona exagera esta preferencia, sin poder controlar sus impulsos, o que sólo logra interés sexual a través de este rasgo, posiblemente pase a ser una patología o un fetiche sexual, como puede ser la exageración inadecuada de cualquier aspecto de las relaciones humanas.

5. ¿Ninfómano/as de la mente?. La psicología sostiene que los/las sapiosexuales son estimulados/as o desafiados/as por la manera en que la otra persona piensa. Se enamoran básicamente de la mente del otro, por lo que a veces estos individuos también han sido llamados ‘nymphobrainiacs’ (como ‘ninfómanos del cerebro’, en español), aunque esta denominación puede sonar un poco extrema.