Artículos

Los 10 mandamientos de la amistad

Por Cromos/ El Espectador | 21 Julio, 2016 - 16:18
  • girls-839809_1280.jpg

¿Cómo definir a un buen amigo? Los hay de fiesta, de despecho, de oficina... pero son pocos los verdaderos. ¡Atención!

No juzgará
 
Un verdadero amigo no debe juzgar tus actos, por el contrario, debe estar en la capacidad de aconsejarte cuando no está de acuerdo contigo sin emitir juicios y mostrarte otro punto de vista para que puedas tomar decisiones acertadas.
 
No tomará ventaja
 
Si tu amigo te busca sólo cuando puede sacar provecho de alguna situación, cuando necesita un favor o cuando simplemente necesita un cómplice, y de lo contrario, nunca sabrías de él, no es tu amigo.
 
Será leal
 
Un amigo no es el que te da la espalda cuando tiene un plan más sofisticado, ni el que prefiere a otros amigos en situaciones que le convienen. Debe ser leal, transparente y permanecer de tu lado.
 
Será incondicional
 
En las buenas y en las malas. Si solo aparece cuando todo en tu vida marcha bien y en momentos de crisis no sabes de él, entonces definitivamente no es tu amigo.
 
No te dice lo que quieres oír
 
Cuando pides un consejo es porque necesitas una opinión honesta y sin adornos. De nada sirve que siempre te den la razón cuando necesitas un consejo sincero y verdadero.
 
 
Sabe discutir
 
Es normal que en cualquier tipo de relación se presenten desacuerdos; son ellos los que permiten conocer a las personas. Pero si es cruel y ofensivo con sus palabras y no sabe pedir perdón o recibir una disculpa, no es un verdadero amigo.
 
Sabe cuándo tomar distancia
 
Hay momentos en los que todo lo que se necesita es soledad e intimidad sin distracciones. Un verdadero amigo debe saber cuándo colgar una llamada y apartarse para no importunar.
 
No te trata de cambiar
 
Debe quererte tal como eres, con tus cualidades y defectos.
 
Sabe escuchar
 
Si solo habla de sí mismo y nunca pregunta por tu vida y tus cosas, no te sirve como amigo. A veces todo lo que se necesita es un hombro para recostarse y desahogarse. Una amistad debe ser recíproca, hay que dar y recibir.
 
Llorará y reirá contigo
 
Un verdadero amigo te acompañará en tus tristezas y alegrías. Te acompañará en tus celebraciones y estará a tu lado cuando sufras.